martes, 13 de septiembre de 2011

EL SENTIDO DEL DESTINO




Hace tiempo que quería escribir este post. [...]el sentido del destino [...]; me llamo la atención leer esta frase entre las 350 páginas del contenido de un libro y darme cuenta que S-E-N-T-I-D-O es anagrama de D-E-S-T-I-N-O (contienen las mismas letras en diferente disposición y, obviamente, tiene diferentes significados).

A veces nos vemos envueltos en situaciones o circunstancias tal vez "extraños" para nosotros o, simplemente, no deseados, sin embargo, son grandes oportunidades para aprender cosas nuevas... sobretodo si nos lo tomamos en plan: no era exactamente "esto" lo que me esperaba de este encuentro, pero aquí estoy yo... como si el destino tuviera algo que decirme...



Y, posiblemente el "eterno desconocido" tenga mucho que decirnos para que encontremos el sentido de haber coincidido en tales circunstancias con determinadas personas, en ese determinado contexto, posiblemente tan sólo un instante. A veces nos empeñamos en planificar nuestra vida, y a menudo la vida tiene sus propios planes para nosotros... Curioso el destino, elijamos lo que elijamos, parece que en ocasiones estábamos predestinados por no sé qué mano sabia, clandestina y maestra a pasar por ciertas experiencias sin las cuales hoy, no seríamos los mismos, no pensaríamos igual, ni mucho menos nos comportaríamos de la misma manera de no haber sido por aquellas circunstancias, por aquellos seres, en aquellos momentos de nuestra trayectoria, de las cuales aprendimos tanto...; de no haber sido por aquellas personas...; de no haber sido por lo que nosotros "decidimos" aprender.



Hace pocas semanas descubrí una frase interesante:



"La experiencia es una mujer a la que se venera sin preguntarle por su turbio pasado"



anónimo, por cierto. La experiencia nos "nutre"; por muy turbias circunstancias por las que el destino nos haya hecho pasar (y también hayamos elegido)... y sin embargo, tal vez a lo largo de los años, le encontramos el sentido, el aprendizaje que sólo y únicamente podíamos haber aprendido de esa manera, envueltos en aquel contexto, con aquellas personas...



Así que os invito a que ocurra lo que os ocurra en la vida, deseado o no, indaguéis en el momento que os sea propicio, sobre el sentido que tiene para vosotros aquello que os va sucediendo... aquello que vivís, aquello que habéis aprendido de vuestro destino.



Parece que el destino tiene su propio sentido.








2 comentarios:

victor dijo...

Que cierto y que real lo que has escrito, todo lo cierto y real posible en un mundo en el que la certidumbre cada dia es menos certeza. (La ciencia dixit). Disfrutare de mi destino sin preguntarme mucho por su sentido y lo disfrutare con todos mis sentidos.
Enorabuena por el post.

Artemisa dijo...

Buena estrategia, Víctor; lo importante es disfrutar con todos los "sentidos"...
Gracias por "leerme" y participar.

Un fuerte abrazo.