martes, 9 de junio de 2009

UN BESO


Sin duda, el de Rodin.
Beso de piedra expresando la más íntima ternura, cuerpos que se rozan, cuerpos fríos que se buscan en un cálido acercamiento de labios, de caricias, de tacto que se puede sentir en nuestros cuerpos sensibles.
Una de mis obras preferidas... porque me hace sentir una caricia suave a flor de piel, contagia... transmite un amor infinito más allá del paso del tiempo... una amor de piedra que traspasa la dureza del mineral para llegar a nuestras piel despertando un sinfín de sensaciones irreprochables... Contagia con un deseo de besar y ser besados así... Hay pocas sensaciones como la de un buen beso... dulce... suave... lleno de ternura y afecto, de tacto y acercamiento, de amor y de respeto... Un beso tan bello como el de Rodin... expresador a fuerza de cincel, neoclásico con trazos modernistas que nos invita a sentir... una vez más... con una escultura que invita a ser acariciada como ella misma expresa.
Una gran obra... un beso infinito.

2 comentarios:

Diego Martos Emprendedor dijo...

Buenos días Marieta, me ha encantado!

Mira que es difícil trasladarse a esas sensaciones que tu describes... sin embargo lo he conseguido sentir e imaginar.

Gracias por tu regalo de hoy.

Besos de un mortal (no esculpido)

Artemisa dijo...

Gracias Diego por tus besos de mortal y tu cercanía...